8 formas seguras de fracasar como Marketing Manager

Daniel Castano Daniel Castano

Marketing Manager. Ese título por tantos anhelado. La persona que mejor se lo pasa de toda la empresa. Web, videos, ferias, eventos. Un sinfín de actividades creativas donde dar rienda suelta a la imaginación. ¿O no es así? Año 2015. El rol de marketing manager está cambiando radicalmente. La irrupción del marketing digital pretende poner patas arriba uno de los roles más importantes y cuestionados dentro de las empresas. La pregunta es ¿te vas a quedar con los brazos cruzados o vas a luchar con uñas y dientes contra esta marea digital? En esta guía te damos ocho pistas sobre cómo fracasar siendo un auténtico dinosaurio del marketing.


Foto: Spencer Wright

1) Pasa de Internet. Es sólo una moda para adolescentes con acné. Tus productos se venden en torno a una buena comida y un apretón de manos que sella el negocio. En Internet solo hay chavales interesados en gatos y videojuegos. Que en el año 2020 el 85% de las interacciones con tus clientes sucedan online, eso no tiene que preocuparte. Ni tampoco que el 54% de los procesos de compra B2B comiencen con búsquedas de información online. Son modas pasajeras, tú hazme caso.

2) Si no pasas de Internet, mide cosas completamente irrelevantes. Por ejemplo, likes de Facebook o seguidores de Twitter falsos de esos que se compran al kilo. Esas son las métricas que importan para la empresa. Olvídate o intenta esconder esas otras métricas importantes como el coste por lead adquirida, el coste por opportunity… O el volumen de revenue generado por cada canal de marketing. Demasiado dolor de cabeza ver la realidad de frente.

3) Implementa cualquier actividad de marketing online que esté de moda en ese momento. Doble puntuación si contratas a vendedores de humos profesionales. Hazte con los servicios de un Community Manager “que publica cosas en facebook”, un experto de SEO sin gran experiencia y un especialista en inbound marketing que nunca haya generado ni una sola lead. Luego recuerda el punto anterior y mide su trabajo con parámetros totalmente distintos a cada uno. Al que te hace la web le debes premiar por hacer botones muy bonitos, al del SEO por traerte visitantes totalmente irrelevantes en palabras irrelevantes y al Community Manager por sus, si adivinaste bien, likes. Es una receta de éxito.

4) Desconfía de la tecnología. No uses CRM y mucho menos Marketing Automation. No accedas nunca a las plataformas que te permitan medir el funcionamiento de tu trabajo. Manda emails desde el outlook y echa con cajas destempladas a toda startup que te presente productos que puedan sistematizar y automatizar tu labor. ¡A ver si te van a quitar el puesto de trabajo!

5) No hables con el departamento de ventas. Son unos vividores que pasan notas particulares como gastos. Encima no entienden tu trabajo. Siempre te están pidiendo leads, mientras tu estás ocupado/a con el enésimo rediseño del folleto que nadie leerá en la feria donde váis cada años desde hace 30 años. Lo dicho, intenta esquivar a los de ventas, que siempre te piden cosas muy raras. Con que les mandes un sobre con un par de decenas de tarjetas de visita recogidas en la feria vale.

6) Haz proyectos a muy largo plazo. Mejor a larguísimo plazo. Haz un plan quinquenal de lo que vais a hacer en el departamento de marketing. Obvia el hecho de que el marketing de hoy puede haber cambiado radicalmente en seis meses. No te dejes influir por los cambios en las tendencias online, en los algoritmos de Google, en el comportamiento de tus visitantes. Y desde luego no adaptes tu marketing a los resultados de tus campañas y actividades. Tú haz las cosas como siempre se han hecho, independientemente de la realidad. Recuerda, siempre puedes seguir midiendo las métricas falsas y ser feliz.

7) Escribe contenido aburrido en la web de la empresa. Crea un folleto muy gris y triste con las especificaciones técnicas de tu producto. Asegurate que este folleto sea lo único descargable en tu web. Intenta quitar de tu mente la idea de “Estrategia de Contenidos”, que es una    moda de los hipsters esos. ¿Crear contenido de calidad descargable? ¿Un blog? ¿Para qué y por qué? Eso no lo lee nadie ¿verdad?

8) Ante todo y sobre todo: Nunca midas el ROI de tus actividades. A ver si se va a enterar el jefe que estás malgastando el dinero en cosas que no generan ventas. ¡Vamos! Te recortan el presupuesto aún más. Así que esconde o falsea las cifras a toda costa.

¿Has cumplido con todos los requerimientos? Ahora siéntate con satisfacción en el sillón de tu oficina y congratúlate por ser un auténtico integrista del marketing de toda la vida. Impermeable a la marea digital que todo lo invade y que todo lo está cambiando. Imperturbable ante el comportamiento complejo y variable de tus clientes. Haciendo oídos sordos a las necesidades de tu empresa. Respira profundo y descansa con el orgullo del deber bien hecho. Por fin eres un auténtico dinosaurio del marketing.

Newsletter:
No te pierdas ningún artículo

Deja tu email y te mantendremos informado de cada nuevo artículo.

Tan solo 10 segundos

Descubre todas las funciones de Beagle durante 14 dias. Rellena el formulario y te contactaremos para iniciar tu demo.

o Cancelar